TwitterChori


twitterchori@jimenag mucho sushi, pero yo quiero un choripan!

@iharadutra te parece?

@elfaco sí, aguante el chori peronista.

@facu825 el chori es la vida!

@iharadutra a fin de mes sale #twitterchori

@ @ @ @ @ estás loca!

@iharadutra Lo sé.

En medio del glamour palermitano y los palillos chinos (que se usan para comer sushi japonés) se decidió el futuro del twittgastronómico.

La elección del lugar fu muy simple, costanera sur; los mejores choripanes, patys y bondiolas de la ciudad. Más complicado fue decidir en qué parte específica, porque el frío porteño se hace sentir y la intemperie junto al río nos podía costar varios días de cama a todos los asistentes.  Afortunadamente recordé “La Alameda”, cerca de la fuente de las Nereidas tiene un cerramiento muy agradable ideal para resguardarnos. El único inconveniente fue que olvidé dónde quedaba exactamente la fuente, y difinitivamente, no es cerca de Corrientes.

Me bajé con el subte en el Luna Park, me preguntar si quería ver a Fito (a cambio de un no tan módico precio) y expliqué que tenía planes mucho mejores; una bondiola con twitteros no se cambia por el perfume que lleva el dolor.

Crucé Puerto Madero, cuando llegué a los parques de la costanera pregunté a un par de amables prefecturas por la orientación de la fuente.  En ese instante me percaté de 3 cosas:

-Las Nereidas son conocidas popularmente por “Lola Mora” el nombre de su creadora.

-Quedaba exactamente para el lado opuesto al que había pensado.

-Me esperaba un importante reto, había enviado a mi esposo a cualquier lugar.

Seguí caminando entre los parques y edificios hasta llegar a una sección cada vez más oscura. Por un instante tuve miedo pero al recordar que es zona de prefectura, en el barrio más caro de la ciudad, me sentí segura nuevamente, nadie quiere robos en esa zona que siempre imaginé como una maqueta de Buenos Aires, porque definitivamente, no es representativa.

Al llegar al punto más obscuro del recorrido encontré señoritas de poca ropa ¡con el frío que hacía! a medida que avanzaba cada vez llevaban menos ropa y me di cuenta: eran trabas. Una mujer no necesita exponerse tanto.
Un auto de lento andar me empezó a seguir y apreté el paso hasta que bajó la ventanilla y dijo -¿cuánto cobrás? Sos mujer ¿no?-.

Llegué muerta de risa y pensando -me van a matar ¡los traje a la loma!-. Después de recibir varias llamadas y dar indicaciones llegaron la mayoría de los asistentes.

Fue una noche increíble, debo reconocerlo. Pines para todos; pan calentito y con gusto a casero; las risas que no pararon en toda la noche junto a una compañia inmejorable.

Me maravilla compartir un momento diferente con quienes de alguna manera son parte de mi cotidianidad; son los mismos de siempre, pero en otro lugar al presentarse me darían una tarjeta. Prefiero me conviden un vaso de cerveza y picada.

Anuncios

2 pensamientos en “TwitterChori

  1. “Passsssssssssssaaaaaba por aquí”
    mi esposo me dice Ih. –> Qué tipo elocuente, hasta pronuncia la “hache”.
    Besos. “La radio está buenísima”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s