Voto de Fe


Este año maravilloso me dejó entre otras tantas cosas, el invento de los TwitterFood que empezaron de manera espontánea y poco a poco fueron creciendo cada vez más hasta terminar en la fiesta que se convirtió la última reunión que, aunque llena de imprevistos, todos la pasamos de mil maravillas y no tengo dudas de eso porque podía verlo en las caras de alegría de todos los presentes.

De esa reunión tan accidentada surgió la idea del #TwitterBrindis y que para esta esta fecha ya está presente en mi vida día y noche ya que me prometí “organizarlo como corresponde”, frase que no representa más que una chanza para mí misma y así obligarme a crear la noche que realmente quiero regalarnos a todos: una cena fiesta llena de diversión.

Hasta acá todo feliz.

Es habitual que apenas alguien se pone a armar algo no falte el montón de opinólogos atrás; escuché críticas sobre absolutamente todo lo que se les pueda ocurrir, desde el color del lugar hasta el precio del menú, pasando por el tipo de comida y llegando a niveles tan ridículos como acusaciones acerca que quiero enriquecerme con el bolsillo de los twitteros.

Entonces me indigno y pienso que no tiene sentido hacer el esfuerzo.

Yo no gano “nada” organizando una cena,  al menos no es esa la intención,económicamente hablando. De mis ganas sale el señar un lugar (los eventos se abonan en el mejor de los casos el %50 por adelantado) y esperar lo mejor de la comunidad twittera que elije ser parte asistiendo y compartiendo una mesa entre todos, porque nadie se anota bajo la convocatoria de menganita o sultanita, sino por que sin importar si conocen a todos o ninguno de los participantes, van a pasar un momento agradable.

Y es este el momento en el cual el título del post cobra sentido, porque justamente lo que pido es un poco de confianza. Si siempre la pasaron bien y se divirtieron ¿qué les hace pensar que esta vez será diferente?

Mi trabajo es garantizarles un clima familiar en el cual puedan desenvolverse libremente, sin tarjetas de por medio, e interactuar con aquellos que los acompañan día a día desde sus humildes 140char.  porque cada detalle está creado pensando para hacerlos sentir cómodos, desde el lugar que esta vez nos espera con las mesas listas y algo para ir picando mientras llegan todos, hasta el dj que tiene un lista de música enorme para que podamos sacudir un poco el cuerpo, todo esto en un día y horario aceptable para qué, en un mes ya de por sí complicado, podamos coincidir y hacer lo que la temática nos convoca: brindar todos juntos.

 

 

Y con esa imagen es la que elijo quedarme porque es la que me motiva a seguir invirtiendo.
Cuando dije que no ganaba nada mentí un poco: la gratificación que recibo cuando los veo a todos sonreír… para mí, no tiene precio.

Anuncios

Un pensamiento en “Voto de Fe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s