ShareBA: siempre una sonrisa.


¿Nunca les conté? Pueden ponerse cómodos.

Durante 2001, en el underground de una ciudad vertiginosa como Nueva York, en el sótano de un boliche para ser más exactos, nace Share. La idea era simple, juntarse con otros artistas y hacer algo todos juntos, acoplarse a sus diferentes realidades que incluían la necesidad de aprendizaje, un espacio de experimentación y espíritu participativo entre tantas otras.  Así nace este jam audiovisual interactivo.

Share Buenos Aires

Share Buenos Aires

En la actualidad este formato se realiza en más de 20 países alrededor del mundo, adaptándose a las posibilidades e iniciativas de cada lugar. En algunas ciudades son esporádicas reuniones de garage y en otros importantes eventos anuales. Siempre en vivo, improvisado, colaborativo y sinérgico.

Bajo esas ideas y propuesta nos agrupamos amigos y profesionales, cada uno con una necesidad diferente creando Share Buenos Aires.

“Un marco espacial para el desarrollo de artistas audiovisuales con un fuerte contenido tecnológico que genere sentido de pertenencia, para, desde lo lúdico, formar un motor de aprendizajes y valores. Así, a base de encuentros periódicos regulares, quiénes se sumen con participación activa al espacio, agreguen sus realidades y regeneren los conceptos dados retro-alimentando el ciclo.”

La premisa sería pasarla bien, divertirse compartiendo intereses e invitar a todo aquel recién llegado a sumarse mientras se aprende con este mundo de luces, sonido y computadoras.Y si querés venir sin computadora también, hacé tu arte.

Entre los que estaban se decidía el espacio entero. Las mesas van dónde quieran. Entonces que vayan en el medio, porque ahí van los artistas y son los protagonistas. Al proyector dónde lo ubicamos. Ahí. Mejor allá. Todos a la consola al mismo tiempo, para encontrarse dentro de la música. Si trae material solista puede probarlo temprano. Pero si tiene trayectoria o la construye dentro, cierra. Hay que observar y comprender al público con sus realidades para integrarlo y hacerlo partícipe. Bueno, dale. Cerramos así.

Fuimos encontrando entre todos el tono justo y acomodándonos al resto. Jugamos con alternativas y fuimos sistematizándonos a partir de la experiencia. Todo lo que se les ocurra que podía pasar pasó, pero de cada cosa aprendimos algo. Por qué al final, la vida es el azar de eventualidades en la que todo puede ser posible, y cuando tomamos práctica en algo, ganamos cintura para que al anticipar errores se puedan los minimizar daños.

Primavera oriental

Primavera oriental

Esta primer etapa de ShareBA logró 42 encuentros semanales durante el todo el 2012 incluyendo la edición de verano, que se extendió hasta enero inclusive. Empezó los martes, pero a los pocos meses por normativas del lugar hubo que cambiarlo a los jueves y desde entonces y hasta su final, siguió así ininterrumpidamente cada semana.

La pasé TAN bien. Todos los jueves me encontré con personas increíbles a las que facilité el ambiente perfecto para poder dedicarme a escuchar la música que hacían, ver lo que proyectaban, aprender algo de eso en el camino y darle la bienvenida a los recién llegados para invitarlos se sumen a este relajo.
Después cenábamos peruana todos juntos. Otras íbamos a brindar.

  • El primer año ShareBA vio nacer diferentes equipos de que trabajo que hoy se dedican a diversas actividades como el desarrollo documental, la filmación de un cortometraje con la técnica de stop motion y la organización de un proyecto exclusivo para DJ’s.
  • También conformó jóvenes de diferentes nacionalidades que semana a semana fueron mejorando su material gracias a la interacción con artistas de mayor experiencia o complementarios en su área.
  • Participó, en la capital vecina Montevideo, de un encuentro cultural por el día de la primavera; se presentó con artistas sonoros, visuales e instalaciones.  Al día siguiente dictó taller de visuales en un instituto de aprendizaje musical.

    Verano 2013

    Verano 2013

Voy a extrañar estar primera etapa, estoy increíblemente contenta y orgullosa. Me queda la satisfacción de saber que a partir de ahora, todo lo que queda es mejorar lo anterior, abrirle el paso a las nuevas generaciones de facilitadores y entre todos emprender el desafío de un segundo ciclo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s