Hablemos de cosas interesantes, hablemos sobre PopCorn Time.


No se trata de Campanella. Tampoco sobre el cine -que es una excusa más para sacar a relucir el tema- la discusión sobre esta polémica aplicación es otra:

Estamos hablando de la libre información y la mejora de las aplicaciones tecnológicas en su interfaz completa, que permite la comprensión suficiente para distribuir contenido a través del mundo con unos solos pocos cliks.

Discutir sobre los derechos de autor ahora es distraernos con cuántas monedas más o menos puede proveerse una industria atrasada en el tiempo. Me parece innecesario mencionar los estudios y casos que demuestran como la piratería contribuye directamente con el artista y la industria, a tal punto de considerarla prácticamente legal.

Pero no voy a entrar ahí, porque la conversación que quiero tener es otra.

Pensemos en qué fácil es crear algo que puede ayudarnos a mejorar la experiencia cotidiana. Me gustaría que todos puedan observar que cada participante de este proyecto no está involucrado por el dinero ni por la fama. Cada uno dedicó su vida de la misma manera que un artista lo hace con la suya, a llegar a este momento en el que están jugando. Aprenden a base de prueba y error sobre algo que aún no existe.

Lo que PopCorn logró es una obra de arte tecnológico, pero no la única; genialidades caen en el olvido en este preciso instante. La misma organización humana impide más de una vez que los proyectos más brillantes lleguen a implementarse, pero ey! es el proceso natural del sistema, somos caos: todavía nos cuesta ponernos de acuerdo entre todos.

Quiénes crearon esta aplicación están viendo exactamente una necesidad -que también es propia- y se dedican a eso, piensan cómo hacer más fáciles los procesos más complejos, y no solo para su disfrute personal, sino también para el resto de la humanidad que quiera aprovecharlo. Le da un megáfono virtual a la industria (que es una parte) para que llegue más lejos que nunca y también una herramienta a la gente (que al final somos todos) para que acceda al arte -y comercio- por sí mismos.

Hablemos de cómo nació el proyecto, espontáneamente, atrás de una idea que uno tuvo, otro quiso concretar, a un tercero le gustó y así, de la red misma, se creó una herramienta. Me gusta este presente en el que pasan pocas semanas entre la idea y la concreción. Es como si se quisiera hacer una película entre gente que no se conoce; todos los actores salen de twitter porque leyeron la idea y quieren formar parte también, y así aparecen guionistas, productores, camarógrafos y dos semanas más tarde, ya está en postproducción. Desarrollaron algo que los apasiona siendo cualquieras, sin fondos, sin poderes, sin intereses ocultos.

Popcorn Time funciona en los tres sistemas operativos principales -Windows OSx y Linux- no demanda ningún tipo de conocimiento previo, es atractivo a la vista, intuitivo y gratuito. No importa si la compañía está asentada legalmente y ofrece un servicio o no, ya no es necesario depender de eso, en un contexto dónde los dinosaurios de las productoras están aprendiendo a vivir después del meteorito de la internet -comunicación+tecnología-. Todo el contenido hasta ahora está curado por la industria permitió a la película ser llevada a la pantalla, por las comunidades de torrents que a su vez dejan que la información vaya fluyendo, ya que algo está disponible, siempre y cuando esté en la computadora de alguien más, que a su vez elige compartirlo.

Estamos siendo parte de un presente que siempre quisimos, con gente haciendo cosas productivas simplemente porque les parece que están bien, disfrutan el proceso mientras crecen y se mejoran ayudando al resto. No le pongamos barreras. Ojalá este sea el futuro para todos.

Anuncios

2 pensamientos en “Hablemos de cosas interesantes, hablemos sobre PopCorn Time.

  1. Lamentablemente llego a este artículo el día en que cerró PopCornTime. Sin embargo, el futuro todavía puede ser ese del que hablabas: la apertura del proyecto facilitó que hoy se puedan conseguir las herramientas para construir nuevamente un servicio similar.

    Internet unifica, y muchas veces solo basta que alguien difunda un mensaje, o proponga un lugar común, para que nos demos cuenta de que no estamos solos en nuestros sueños o nuestras necesidades.

    La industria del cine, en este caso, resiste con sus anticuados modelos de negocio. Pero gigantes como son, el tiempo está de nuestro lado, los incipientes mamíferos adaptados a este nuevo medio. En algún punto, estos dinosaurios tendrán que adaptarse si es que quieren sobrevivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s