Rentar en San Francisco 2016


alamosquare

Mientras la mayoría del país recién se empieza a recuperar ante la crisis inmobiliaria, en San Francisco el valor de las propiedades viene en escalada sostenida hace ya una década, producto de la enorme cantidad de empresas tecnológicas en el área y la promesa de oportunidades para aquellos que estén dispuestos a enfrentar el desafío de encontrar dónde vivir y cómo sostenerse en la ciudad con los alquiler más costosos de Estados Unidos.

En los últimos años la suba en el precio de los alquileres parece haber tomado un impulso tal que ya no se sabe cuál será su techo ni qué traerá su fin, aunque se considera que el mercado se encuentra en una meseta (en los últimos años).

Coincidiendo con la salida pública de nuevas empresas a los mercados cambiarios – lo que supone montones de nuevos ricos en la zona- la inflación del ámbito inmobiliario busca alcanzar los valores de la era .com, que desde su colapso en el 2010 aún no llegan a ser superados. Este panorama se acelera cuando a la ecuación le agregamos políticas urbanísticas que generan un déficit de viviendas que satisfaga la demanda, dificultando el crecimiento y expansión de una ciudad que se encuentra en plena transformación.

El resultado de todo esto se refleja de manera directa en el valor de los alquileres qué, tomando ventaja de los altos salarios del ecosistema tecnológico -y la joven edad de sus trabajadores- aumentaron de forma estrepitosa llegando a subas de hasta el 250% variando a nunca menos del 50%, según la zona en la que se encuentre ubicada la propiedad.

San Francisco Precio Alquiler 1 dormitorio 2016

Afortunadamente los edificios construídos antes de 1979 caen bajos las normativas del “rent control”, lo que significa que el valor del alquiler queda congelado desde el momento del contrato a la inflación oficial (cifras menores al 3%) no pudiendo ser finalizado por parte del locador en orden de crear uno nuevo.

Esto conlleva una ola de desalojos y cambio de demografía dentro de la ciudad, acarreando todas las problemáticas habituales dentro de la gentrificación.

Sabiendo que no es fácil lidiar con quién no paga la renta, los dueños piden más papeles que para sacar la visa y hacen más preguntas que para conseguir un empleo. Así es como el “realtor” me pidió una segunda entrevista de una hora “para conversar y conocernos mejor” así como una pila de papeles y antecedentes que nunca antes había tenido que presentar para arrendar un apartamento.

Dado que la relación entre la cantidad de dormitorios y el valor de las casas hace que sean más convenientes aquellas con varias habitaciones, se convirtió en práctica habitual buscar roommates -compañeros de cuarto o departamento- con quién alivianar la renta que se encuentra entre 1200 y 2500 por dormitorio, según las comodidades que posean los espacios comunes y con cuántos se comparte. Es por este motivo que es habitual encontrar grupos de jóvenes profesionales que ganan más de 100mil dólares al año cada uno, conviviendo en casas de dos plantas, etiquetando la comida en la heladera y sacando turno para organizar barbacoas en el jardín los fines de semana.

Así que a armarse de paciencia, puede desesperar al principio pero al final todo el mundo encuentra su nido. Algo que hay que tener en mente a la hora de empezar la búsqueda es mantener las expectativas bajas, no conozco a nadie que esté realmente conforme con la “casa” que termina alquilando -a diferencia de quiénes unos años más tarde de establecidos terminan comprando y viviendo todas sus vidas en el mismo lugar-.

SFDraw

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s